El arte final, junto a un par de mis otras pasiones: el piano y la guitarra

Ave Fénix a suelas

Esto, lo he considerado mi segunda obra de arte.

Como lienzo, el par de mis amadas y nobles zapatillas mágicas verdes que tras el concierto de los maestros venezolanos Gustavo Dudamel y Christian Vásquez –el pasado martes 31 de agosto- quedaron vueltas leña por el festival de agua y barro por el que les tocó transitar.

En el concierto que tuvo lugar en el Estadio “José Pérez Colmenares” de Maracay
En el concierto que tuvo lugar en el Estadio “José Pérez Colmenares” de Maracay

Llegaron a casa sin grado de glamour alguno. Las empasté con jabón azul y las dejé reposar; pero fue tal la cantidad del detergente, que tanto la tela como el corcho sufrieron y se descoloraron.

Antes de que las zapatillas fueran abordadas por los pinceles, pintura, silicón y cinta
Antes de que las zapatillas fueran abordadas por los pinceles, pintura, silicón y cinta

Si pasaba otro día y seguían a la vista de mi madre, pues estas zapatillas ahora mismo estuvieran en la basura; sin embrago, los pinceles, pintura, silicón en barra y un pedacito de cinta, armaron el escenario para que eso no sucediera.

El arte final, junto a un par de mis otras pasiones: el piano y la guitarra
El arte final, junto a un par de mis otras pasiones: el piano y la guitarra
Anuncios

Aquí puedes comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s