Paréntesis no apto para sensibles pro ''patria''

Paréntesis no apto para sensibles pro ”patria”

Hace un tiempo, una amiga en Facebook compartía un texto dedicado a Venezuela –no sé si de su autoría- en el que leí “me quitaste la oportunidad de irme y las ganas de quedarme”.

En aquel momento, realmente vi eso un tanto áspero; sin embargo, debo confesar que actualmente, cada vez que Venezuela se me cruza en palabra escrita o hablada, e incluso, ante mis ojos al asomarme por el balcón de mi casa en la mañana o al salir a la calle, eso de “me quitaste (…) las ganas de quedarme” retumba en mi mente.

Y es que no me hace falta apostar a la ‘exageración criolla’ para ilustrar que los días en este país –“tu país, mi país”- progresivamente se tornan peores. Es un calvario físico, mental y espiritual al que difícilmente se puede hacer caso omiso.

Desde hace rato, siento que las probabilidades de vida en Venezuela se hacen más escasas. Si no es por la desgarradora y violenta inseguridad, es porque no se consigue un fármaco o éste es extremadamente costoso, entre cientos de otros perturbadores escenarios. Esto, sin obviar –por supuesto- el turismo por diversos comercios para hallar productos de primera necesidad y aseo personal.

Venezuela me ha inspirado desde niña, y no solo para dibujarla en el cole a través del mapa y sus paisajes, sino que además para dedicarle mi música y fuente de alarde ante foráneos. Pero qué triste que hoy día hablar de mi país eclipsa mi musa y estorba mis procesos de creación.

Sí, es triste, la verdad. Y lo peor, es que no sé a dónde va a parar esto. Es imposible vaticinar, cuando en medio del caos sigue germinando esa nefasta semilla que ha polarizado al pueblo tricolor; ese mismo pueblo que sigue haciendo chistes de las calamidades criollas y/o está seguro de que “este año es el año” porque los “adivinadores” lo dicen. Un pueblo transformado en cuna de alter egos corrosivos. Un pueblo que ya no puede presumir de esa “gloria” coreada en el Himno porque simplemente ha dejado de ser “bravo” para sumarse al lote de un manso rebaño.

Anuncios

2 comentarios en “Paréntesis no apto para sensibles pro ”patria”

  1. Hace ya bastantes años estoy viendo como a España están llegando algunas personas que residían en Venezuela. Por ejemplo una vecina ya anciana que era española pero residía muchos años en Caracas se vino porque ya no se sentía segura en sus calles, o un dominicano que emigró a Venezuela se vino porque los trámites para salir de allí hacia otro país se estaban poniendo bien difíciles y en previsión de tiempos peores dió el salto.

    A mí me duele la inestabilidad de ciertos países latinoamericanos, especialmente centroamericanos, pero últimamente estoy siendo muy sensible a los problemas venezolanos que no son únicamente de abastecimiento y de seguridad en las calles si no también atañen a uno de los poderes más delicados de un país que es el judicial, y creo que hubo un antes y un después en el encarcelamiento de la juez Afiuni.

    Y después de ver el resultado de la intromisión de Europa en Libia con cooperación de EEUU, creo firmemente que sólo los venezolanos, con el sufrimiento que ello puede conllevar, son los únicos que pueden luchar por una vida mejor en su país, que no la tienen ahora, que se la están quitando a manos llenas.

    Un saludo

    Me gusta

Aquí puedes comentar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s